jueves, 12 de abril de 2007

Piratas del Caribe: La Maldicion de la Perla Negra

Bien…….ahora que me conoceis un poco mas empezare a contaros mi historia. Antes que nada os tengo que decir que todo cuanto os voy a relatar os pueden revelar cosas de la película asi que si no la visteis……no sigais leyendo y ALQUILEN EL DVD.
Antes del inicio de la acción de Piratas del Caribe, planeaba encontrar el cofre del tesoro de Cortéz junto con mi Segundo de a bordo, Hector Barbossa, con el que comparto la localización del oro. Según contaba la leyenda éste estaba maldito y aquel que se atreviera a hurtarlo le caería una terrible maldición puesta por los antiguos dioses aztecas.
Nunca espere que Barbossa y su tripulación me traicionaran con un motín, dejándome abandonado en una isla desierta y con una pistola con una sola bala (lo que no me permitiría cazar, pero sí suicidarme antes de morir de hambre). Sin embargo, y por suerte para mi, esto me libró de la maldición del tesoro. Tres días más tarde escape de la isla gracias a unos mercaderes ilegales de ron, dejando que se formaran uno y mil mitos extraordinarios sobre mi escape; yo mismo contaba la historia y decía que había atado tortugas con pelo de su espalda para formar una balsa. Siempre conserve la pistola para matar con su única bala a Barbossa.
Diez años después llego a las costas de Port Royal dispuesto a robar un barco para ir en busca de mi preciada Perla Negra, pero veo caer al mar a la hija del Gobernador, Elizabeth , y la rescato. Como consecuencia el Comodoro James Norrigton me reconoce e intenta encarcelarme por pirata. Consigo escapar tras tomar a Elizabeth como rehén, pero soy capturado de nuevo en la herrería donde trabaja el joven Will, que fue rescatado de niño en alta mar por el barco en el que viajaba Elizabeth hasta Port Royal. Él era el portador de una moneda del oro azteca que Elizabeth preserva para que no lo acusen de piratería, y que al caer al mar con la joven provoca una especie de llamada a los piratas malditos, que llevan años buscando esa última pieza que les librará de la maldición de no estar ni vivos ni muertos.
En la noche los piratas de la Perla Negra llegan a la bahía atacando y secuestrando a la señorita Elizabeth. Como consecuencia al día siguiente Will Turner me ayuda a escapar con la condición de que éste le guiará a donde desembarcan los piratas. Sólo acepto el trato al saber el nombre del joven y darme cuenta de que es una pieza crucial para conseguir La Perla.
Después de robar el Interceptor, un gran buque de la Marina Inglesa, comienzan la búsqueda, no sin antes reclutar bucaneros en la Isla Tortuga, de entre los que destaca Gibbs, un viejo amigo y presente el día en el que Elizabeth rescató al joven Turner. Desde allí me dirijo a Isla de Muerte, donde se que se reunirán los piratas para romper la maldición. Una vez allí, me infiltro en la cueva donde se está llevando a cabo un ritual para que la sangre de Elizabeth, que Barbossa cree la correcta, acabe con el hechizo. Will, que no se fia de mi, me golpea hasta dejarme inconsciente. Rescata a Elizabeth y se escapan en el Interceptor, pero La Perla acaba hundiendo el barco después de una fiera batalla y los toma como prisioneros. Tras un desesperado intento de Will por liberar a Elizabeth de las garras de los piratas, Barbossa se da cuenta de que es la sangre de Will la que romperá la maldición, ya que su padre, Bill el Botas, formaba parte de la tripulación que robó el oro (su sangre no puede ser utilizada ya que Barbossa lo lanza al fondo del mar con un gran peso al oponerse éste a traicionarme). Hace un trato con Will y me libera a mi y a Elizabeth, pero en la misma isla desierta donde estuve hace años. Elizabeth idea una forma de escapar de allí y somos rescatados por el Comodoro Norrington, que quiere casarse con ella y la está buscando. Para conseguir que busquen a Will y ataquen la Isla de Muerta, Elizabeth se ve obligada a aceptar su propuesta de matrimonio.
De vuelta a la cueva, interrumpo tranquilamente el sacrificio de Will. Informo a los asombrados piratas de que la marina inglesa está emboscada fuera y propongo una alianza. Cuando Barbossa acepta y envía a sus hombres a combatir al buque (cuyos marinos no saben que los piratas no pueden morir gracias a la maldición), yo le ataco, no sin antes coger una moneda y convertirme yo mismo en inmortal. Barbossa se da cuenta cuando me clava una espada y me convierto en esqueleto antes sus ojos después de atravesar un rayo de luna. Will y yo rompemos simultáneamente la maldición devolviendo las monedas con su sangre justo después de disparar a Barbossa con la bala que le tenía reservada. Barbossa cae muerto y el mismo camino siguen muchos de los piratas que están combatiendo afuera. Los que no mueren son capturados.
Soy arrestado y condenado a muerte en Port Royal por cargos de piratería, pero con la ayuda de Will y Elizabeth consigue escapar en La Perla Negra, cuyos tripulantes le están esperando para convertirme de nuevo en capitán. Will y Elizabeth confiesan su mutuo amor y Norrington noblemente acepta su fracaso.

Mucho lio verdad??Bueno para los impacientes y para los que no quisieron leer tanto aca les dejo el trailer de la “peli” si? Espero disfruten como yo lo disfrute!!
Un saludo!!


10 comentarios:

jULIA dijo...

Qué alegría volver a saber de usted, Capitán!!!, Viene bien el resumen porq estoy impaciente por la tercera parte.
Si necesita tripulantes ahí estoy yo,pero voy con TODOS, eh!!(esposo, hijos, mascotas...)
Que tenga muy buen finde!!!

Lirio dijo...

Jack

Gracias por volver a pasar por mi Jardín, ya sabes, las flores lo agradecen, dejas olor a mar...
Leí algo y veo que eres creativo, y tienes imaginación.

Saludos,

M.

Lirio dijo...

Se me olvidó decirte que te enlacé a mi blog...para visitarte con frecuencia y admirarte.

Perséfone dijo...

Sigo tu historia, así como espero la tercera parte. Aún no creo que ese gran pulpo te haya devorado.

Saludos!

Paulina dijo...

Hola capi , si , si tiene razon es mejor que la tripulacion no vea en publio su lado sensible ,aunque dejeme decirle que admiro profundamente en un varon la sensibilidad , y veo que usted la posee mi querido capitan :)
Un besote ....

Ratoncilla dijo...

Que historia y es que me encanta !!! :)
Sobretodo esa parte en la que el barco se va hundiendo y casi casi cuando esta a punto usted pone un pie en tierra jijij asi con esa estampa y garbo que usted tien capi :)
Sabe? el gato me preocupa :9 lo veo verde jijii estara mareado? ...
Por cierto ya tenemos listos nuestros bikinis con mafalda para el viaje por el caribe :D uyyyy se esta enfadando capi? pero , pero si tomaremos sol en el recreo nada masssss , pero capiiiii :(

Mielito y la pandilla dijo...

Ay mi capi , todo me da vueltas :( , como que el oleaje esta fuerte no?
Como que aun no hemos zarpado? , entonces como estoy tan mareado ?
pastillitas para el mareo no tiene mi capi? :( ay , creo que... :(

Vero dijo...

Disculpeme,pero yo estoy más que nada con la música espectacular,vió?
Sabrá disculparme capitán o lo puedo llamar Jack? jaja
Bueno,Pauly y yo tenemos a cargo a dos,Mafi y la ratona creo que no tendrá problemas en hacerse cargo de Mielito y toda la pandilla,no?
jajaj!
Son unos ....cuántos Pauly???
diez? jajaja
Un saludo mi capitán!
Vero

Mafalda dijo...

Le gusta mi bikini sexy roja?
No????
Mmmmmmmm, ratoncitaaaaaaaaaaaaaaaa
Me prestas una??
jijijijij
Mafi

Pirata y Doctor SPA dijo...

YoHo Yoho

Mira nada mas a kien vine a encontrar por acá...a mi mismo.

Hermano recuerdas esto....?
http://pirataydoctorspa.blogspot.com/

Asi es ahora somos felices
escribeme
doctor_sparrowgo@hotmail.com